El Súper ¿Te controla?

¿Quieres conseguir un préstamo?



07/07/2016

Para que que te rinda la quincena | Moneyveo

El súper se vuelve un tema complicado cuando se quiere hacer rendir el dinero, ya que es difícil evitar las compras compulsivas, como resultado gastas más.

Cuando empecé a vivir solo, ir al súper era divertido, quería comprar todo y de todo, pero casi de inmediato cambié de estrategia, ya que lo divertido se desaparecía cuando en la caja mi cartera sufría un asalto.

Entonces comencé a comprar sólo lo necesario, pero al final por alguna razón siempre terminaba gastando más y descubrí que no era tan súper como decían, sino más bien el villano de mí cartera.

Ya pasé por experimentar en Costo o Sams, y sí es más barato, pero sí solo quieres 100 gramos de jamón, no es la opción. Aquí encuentras precios más bajos porque compras mayor cantidad de producto, reglas básicas de mercado a mayor cantidad mejores precios.

Así como yo, de seguro te has preguntado:

¿Es normal? ¿Cómo y cuánto debo comprar para hacer rendir mi dinero?

Primero, no, no es normal.

Segundo. Mira a lo largo de varios intentos y muchos consejos, puedo recomendarles unos tips para antes de ir al súper, ojo no descubrí el hilo negro; sólo apliqué cosas básicas, porque ¿a poco no? Hacer rendir el dinero cada vez está más complicado, entonces una buena estrategia es fundamental:

  1. La más básica, pero pocos la aplicamos, “una lista de todo lo que necesitas”. Es más ya existen apps que te ayudan en todo esto, y son gratis.
  2. Agrúpala por departamentos, es decir, abarrotes, higiene personal, limpieza, etc.
  3. Si puedes separar la lista por tienda, ejemplo no te vayas a Costo o Sams si quieres un litro de aceite, aquí aplícala para los productos que consumes en mayor cantidad.
  4. Compara precios y ajústate a recorrer los departamentos donde encontraras lo que necesitas, no estas de paseo.
  5. Toma en cuenta que no solo existen los supermercados, a veces un mercado es la opción para la fruta y verdura, todos tenemos uno cerca.

¡¡¡Y ve sin hambre!!!

Que no te controle, contrólalo.

Cuéntanos tu experiencia y comparte tus recomendaciones con nosotros.